Archivo para febrero 2010

el crash no ha echo mas que empezar   Leave a comment

que el crash no ha hecho más que empezar

elEconomista.es
16/02/2010 – 17:37
Puntúa la noticia :

 

nino-becerra.jpg

Santiago Niño Becerra. Foto: archivo

Los Gobiernos de todo el mundo insisten en el mensaje de que lo peor de la crisis ya ha pasado y que 2010 será el año en el que comience la recuperación. Algunos indicadores económicos ya apuntan en esta dirección. Sin embargo, el economista Santiago Niño Becerra mantiene su teoría de que la verdadera crisis estallará este ejercicio. Niño Becerra augura la desaparición de la clase media tal y como la conocemos; "con la recuperación, ya no serán necesarios"

Este catedrático de Estructura Económica de la Universidad Ramon Llull sigue manteniendo lo que ya había apuntado desde meses atrás en el libro El crash del 2010: que la economía mundial se encuentra en el principio de una "crisis sistémica fruto del agotamiento de un modo de hacer que dará origen a un nuevo modo de funcionamiento" y que el actual año "constituye la frontera". "Lo ocurrido hasta ahora es sólo la antesala de lo que está por llegar", sigue advirtiendo.

Las principales economías del mundo, como la de Estados Unidos, Alemania, Japón o Reino Unido ya han salido de la recesión, y en el caso estadounidense su Producto Interior Bruto (PIB) muestra un sorprendente ritmo de crecimiento del 5,7% anualizado en el cuarto trimestre de 2009 con una tasa de paro que comienza a bajar.

Menos crédito y más paro

Todas estas señales, interpretadas como positivas por Gobiernos y analistas no han hecho cambiar ni un ápice la postura de Niño Becerra. "Para las empresas, el 2010 supondrá unas mayores dificultades (mucho mayores) a la hora de obtener financiación, debido a una creciente percepción de impago posible por parte de las agencias de calificación y de las propias entidades financieras, lo que les llevará a restringir el crédito en cualquiera de sus formas", escribe en un artículo publicado hoy en El País.

Este economista considera "muy preocupante" y también otro motivo para una restricción todavía mayor del crédito "la propia deuda de las entidades financieras (410.000 millones de euros es la que las españolas deberán atender entre 2010 y 2012)".

Niño Becerra explica que a lo largo de 2010, "esas menores o más difíciles posibilidades de financiación para las empresas se traducirán en una ocupación decreciente, es decir, en un desempleo al alza", lo que traerá como consecuencias "rentas decrecientes por congelaciones salariales y por reducción de los beneficios empresariales".

Fin de los estímulos

Otro de los problemas que aparecerán en 2010, según este catedrático, será el final de los estímulos económicos de los estados, lo que "verdaderamente ha posibilitado la recuperación habida en el segundo semestre del 2009". Niño Becerra cree que esto ocurrirá porque "la propia capacidad de endeudamiento de los Estados (al menos en su forma actual) ha llegado a su fin (el caso de Grecia ha sido la primera manifestación)".

En cuanto a España, para 2010 estima que el PIB experimentará una tasa de variación de entre el -4,4% y el -4,2%, con una tasa de desempleo que se situará entre el 22,0% y el 23,0% de la población activa, "y ello sin considerar ni el desempleo encubierto ni el subempleo".

Unas cifras mucho peores que las previstas por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. El Ejecutivo espera una caída del PIB del 0,3% para este año, pero un incremento paulatino de la actividad económica en 2011 (+1,8%), 2012 (+2,9%) y 2013 (+3,1%), y una tasa de paro del 19% en 2010, que se reducirá al 18,4% en 2011, al 17% en 2012 y al 15,5% en 2013.

Anuncios

Publicado 16 febrero, 2010 por guseto1 en Sin categoría

un duro camino por recorrer   Leave a comment

camino por recorrer

Desde el verano pasado he estado diciendo a quien quisiera escucharlo que el cielo se va a caer y mucha gente, que me confunde con cortoplacista, me ha ignorado en el mejor de los casos. Muchos suscriptores me dicen que tengo algún tipo de placer perverso en los pronósticos catastrofistas, pero realmente no es el caso. Hace mucho tiempo aprendí a no prestar atención a si el mercado era alcista o bajista. Lo único que importaba era estar en el lado correcto del mercado. Si soy negativo en un determinado mercado es porque ese mercado me está diciendo que yo debo ser negativo. Las emociones marcan las reglas del mercado y el miedo y la codicia han existido desde hace miles de años. El "por qué" no me importa, yo muy rara vez busco razones del por qué del comportamiento del mercado. En casi todos los casos, dejo el "por qué" para los historiadores. Mi principal preocupación es la dirección de la tendencia primaria y hasta qué punto creo que esa tendencia se ejecutará en términos de meses o años.

Si recuerdan, en octubre del 2.007, yo dije que el mercado de veinticinco años alcista había llegado a su fin y que el Dow Jones al final iba a caer hasta los 4.123 puntos. Les adelanto que no encuentro alegría ninguna en hacer una predicción y ni mucho menos trato de ser extremo o alarmista. Simplemente miró a los números, el lenguaje del mercado, y eso es lo que me dijo. He visto como se ha desplegado la crisis del crédito y he visto cómo el gobierno no ha tomado las medidas correctivas. La suerte quiso que el mercado iniciase su tramo bajista a partir de los máximos de octubre del 2.007 , cayendo desde sus máximos en los 14.164 puntos hasta los 6.469 en marzo de 2009. La razón de "por qué" tenía que ver con la vivienda y la crisis de ese sector. En marzo del 2.009, la Reserva Federal y el Departamento de Hacienda propusieron varias correcciones rápidas y montó una
campaña publicitaria destinada a convencer al mundo de que era la solución ideal. Lo peor había pasado!!! Los inversionistas compraron dicha mentira y las acciones levantaron la cabeza hasta los 10.729 puntos para ser precisos.

Durante todo el rally siempre he mantenido que estábamos asistiendo a un Bear Market Rally, nada se había resuelto y que el segundo impulso hacia abajo sería peor que el primero. Señalé que lo mismo había sucedido durante el crack de 1.907 y de 1.930. Entonces, todos los inversores que se apilaban en el pensamiento de que ya había pasado lo peor, … lo perdieron todo al final. He insistido que esta vez no va a ser diferente y que sólo se pretende llenar las arcas de Goldman Sachs a expensas del estadounidense medio, y que no resolverían la crisis de la deuda. La FED y el Tesoro simplemente han empapelado una crisis de crédito mediante la emisión de cantidades obscenas de nueva deuda, y para empeorar las cosas lo han hecho en forma extemporánea. No han hecho absolutamente nada para crear empleos o estimular el consumo. Por lo tanto, y en base a lo que yo veo en la realidad de la economía y de lo que el mercado me dice, no tiene más remedio que haber otro impulso bajista. Luego, el mes pasado, días después de que el mercado superase los 10.729 puntos, le dije que pensaba que el mercado había marcado techo.

Mi razón para este anuncio tenía que ver con las acciones sobrevaloradas y los niveles de deuda extrema. Esta vez los problemas de la deuda se reflejarán en los bienes comerciales, así como en defaults de determinada deuda soberana. Una serie de estados, incluyendo California, Michigan y Nueva York, irán a pique, mientras que países como España, Portugal, Irlanda y Grecia se verán duramente afectados, e incluso podrían estirar de Bélgica e Italia. Aparte, tiene a Brasil, que es un accidente en busca de un lugar a ocurrir. Me tuve que reír cuando metieron a Brasil junto con países como la India, Rusia o China para formar lo que se conoce como los países BRIC. Brasil a menudo me recuerda a uno de los pacientes en la película.

El despertar, dormidos durante décadas y luego traídos a la vida por las maravillosas drogas como un toro furioso en el mercado de materias primas. Ahora, la droga ha desaparecido y el paciente volverá a caer en coma durante un par de décadas. Cualquier persona que mire más allá de Chile para hablar de crecimiento y estabilidad en América Latina, simplemente no entiende las complejidades
de la región. Toda América Latina, con la excepción de Chile, se va a la izquierda, y tal vez hasta la extrema izquierda, mientras que los precios de las materias primas caen y la demanda de materias primas y productos agrícolas disminuye.


 

Muchas personas se mostraron inflexibles al pensar que la inflación reinaría de forma suprema y que los exportadores de materias primas llevarían la batuta. Ellos menospreciaron el poder de la deflación y debo suponer que la prensa les ayudó. Hace dos años me preguntaba qué pasaría si se imprimiese moneda fiduciaria, pero nadie la quisiera? Estamos ahora a punto de encontrar la respuesta a esa pregunta como una poderosa ola de deflación sobre toda la economía de EE.UU. La
deflación ante una economía empapada de deuda es peor que el anuncio de un cáncer a una persona sana. Se come todos los activos en papel, así como casi todos los activos tangibles, y eso incluye a las materias primas. Es más, hará el coste de la deuda prohibitivo y los especuladores en carry trade ya lo han descubierto. Como una buena lucha de todos los perros por el mismo hueso económico, las guerras comerciales se desarrollarán y eso únicamente servirá para impedir el crecimiento todavía más. Países como China utilizarán sus reservas monetarias para subvencionar las exportaciones y conseguirlas más baratas, es decir, exportando deflación al resto del mundo. Países como los EE.UU., que no tienen reservas monetarias se verán obligados a crear impuestos a las importaciones baratas, en un esfuerzo para nivelar el terreno de juego. Todo este comportamiento sólo servirá para exacerbar las presiones deflacionarias y profundizar la miseria.

Como ingrediente final vamos a arrojar algo de información errónea en la mezcla. El informe sobre el empleo del viernes es otro gran ejemplo de la manipulación. Si se profundiza un poco más se ve que el número de personas que perdieron su empleo fue revisado al alza en más de un millón hasta los 8,4 millones de personas porque casi todos los meses han sido revisadas a la baja las cifras. Es más, la Oficina de Estadísticas del Trabajo informó de una pérdida de 20.000 puestos de trabajo para el mes de enero frente a las expectativas de un aumento de 25.000 puestos de trabajo. Además, el anunció en diciembre de la pérdida de 80.000 puestos de trabajo fue revisado a la baja hasta una pérdida de 150.000 puestos de trabajo. Y por último, el modelo utilizado de nacimientos/fallecimientos continúa exagerando el empleo, mientras que el número de empleos creados por las empresas de nueva creación es también muy inflado.

Nonfarm Payrolls

La semana pasada el presidente Obama ofreció una solución al anunciar la creación de un fondo de 40.000 millones de dólares destinados a promover el empleo, pero en comparación con la inyección de 180.000 millones dólares a una sola empresa como AIG, pone en duda la seriedad del compromiso de la administración de ayudar a todos los estadounidenses.

Como he dicho docenas de veces, los mercados son instrumentos de futuro y dado el comportamiento del Dow desde el cierre del pasado 19 de enero en los máximos de 10.725 puntos, puedo asegurar que no le gusta lo que ve. Hemos visto una serie continua de máximos y mínimos decrecientes, y eso incluye a la sesión del viernes, a pesar de la salvación de última hora que dejó al Dow en territorio ligeramente positivo después de ir perdiendo 140 puntos dos horas antes.

Por último, cabe señalar que el DJ Transportation está liderando al Dow Jones por un amplio margen y los días de bajada los está haciendo con volumen significativamente muy alto. Ahora estoy convencido de que hemos visto el techo en el Dow y que el mercado de valores ha comenzado una nueva etapa bajista y mortal, que no sólo testeará los mínimos de marzo del 2.009 en los 6.495 puntos sino que tarde o temprano caerá hasta el fondo para testear los 4.123 puntos. Los que están todavía con acciones deberían seriamente en salir, porque no creo que vean los niveles actuales durante al menos cinco años y es muy probable que sean diez años o más. Si estoy en lo cierto acerca del actual brote de deflación, debe llevarse a los Estados Unidos a muchos años atrás a fin de exprimir
todos los excesos y distorsiones que se han acumulado en las últimas tres décadas. Por supuesto que habrá reacciones en el camino, algunas de ellas durarán meses, donde saldrán todos los “nuevos” toros a explicarle que ha nacido un nuevo mercado alcista, pero estarán equivocados, al igual que lo estuvieron desde finales del 2.007, a lo largo de todo el 2.008, principio del 2.009 y lo están hoy.

En conclusión, no puedo darles el día y la hora en el que el mercado de valores va a sucumbir a lo inevitable, pero puedo decirles que el proceso ha comenzado. También puedo decir que el proceso es irreversible. No puedo decirles lo mucho que la economía de EE.UU. se desinfla, pero puedo decirles que será la peor experiencia de su vida. Incluso me iré tan lejos como para decir que el gobierno de los EE.UU. no pueden hacer nada para impedirlo y lo peor de todo, el pueblo estadounidense no tiene ni idea de lo que va a pasar. Cualquier persona que tenga deudas lo más probable es que vaya a la quiebra. La deflación hace que el costo de mantenerse a flote sea exorbitante y los EE.UU. es la nación más deudora del planeta.

GRACIAS EDUARDO

Publicado 8 febrero, 2010 por guseto1 en Sin categoría