Cuatro pasos a dar para evitar verse aplastado por un posible crash de los mercados   Leave a comment

La bolsa estadounidense en máximos históricos. La bolsa europea en máximos multianuales, así como muchas de las bolsas asiáticas. El dinero sigue fluyendo con confianza a los activos de riesgo, y muchos se empiezan a preguntar si no es con excesiva confianza.

En el mercado de valores, muchos gestores utilizan las más prestigiosas publicaciones financieras a nivel mundial como indicadores contrarios. Es decir, si estas publicaciones llevan a sus portadas titulares muy optimistas sobre los mercados de valores, son interpretadas de manera negativa y motivan en muchos casos la venta, y al contrario.

Como señala el analista Marc Lichtenfeld, esto se inició con la legendaria portada del BusinessWeek en 1979 en la que en grandes letras se titulaba “La muerte de las acciones”, justo antes del mayor movimiento alcista de las acciones en la historia. Desde entonces, esta y otras publicaciones como la revista Time, son tomadas como reflejo de la masa de inversores particulares, que suelen moverse contracorriente (compran cuando se está formando un techo, y venden en los suelos de mercado).

Traigo este comentario porque, como analizábamos ayer con más detalle, el último número de la revista Time publicaba en portada “How Wall Street Won. Five years after the financial crisis, complete with a bull in a party hat”.  Como señala Lichtenfeld, este titular ha sido muy festejado por los bajistas de Wall Street, al considerar que era en extremo optimista y que podría anticipar a una vuelta de las bolsas. Realmente el artículo que acompaña a esa portada no es tan optimista. En realidad describe como los bancos son ahora más grandes que antes, y como el escenario “de demasiado grandes para quebrar” podría repetirse de nuevo.

Lichtenfeld, señala de cualquier forma, que aunque el optimismo de ese titular es matizable por lo que acabamos de señalar, los índices de sentimiento si presentan un optimismo extremo por lo que los mercados se encuentran muy vulnerables a un posible crash.

Aconseja cuatro pasos para evitar sentirse muy dañado si esto finalmente se produce:

1. Entienda su plazo temporal. Si usted invirtió hace 10 años, podría seriamente considerar la venta de sus acciones y convertirlas en efectivo, pero eso independientemente de dónde crea que vaya el mercado. Si usted necesita el dinero en el corto plazo, no tiene cabida en las bolsas. Si por el contrario invirtió con un horizonte temporal de varios años, no se preocupe por un posible crash de corto plazo.

2. Asegúrese de fijar los stops de protección en el lugar adecuado. Los stops de pérdidas protegen sus ganancias y aseguran que su posición no se convierte en una pérdida devastadora. Dado que las acciones han aumentado mucho en los últimos cuatro años, es probable que aunque fije los stops de protección sensiblemente por debajo de los precios actuales, saldrá de la inversión con ganancias.

El Club de Oxford aconseja posicionar los stops un 25% (referencia técnica más aproximada a ese porcentaje) por debajo del precio del valor. El sentido es que con este porcentaje permite a la acción desarrollar movimientos contra tendencia sin sacarte fuera de tu posición, y ejecutar el stop cuando la tendencia principal haya cambiado. Esto posibilitó a este club salir de sus posiciones en 2008, y tomar ganancias en muchos valores que habían subido mucho en la tendencia alcista anterior.

3. Revise su cartera: Revalúe su cartera constantemente. Analice el comportamiento tanto técnico como fundamental de sus componentes. Fíjese en la política de dividendos de sus empresas, que suele ser un buen indicador de la salud financiera de las mismas.

4. Esté preparado para comprar cuando las cosas parezcan más sombrías. Se necesita mucho valor para comprar acciones cuando siente que el mercado se está cayendo a pedazos, pero es así como se hacen la mayoría de las ganancias. Si usted ha preservado su capital con los stops de protección que antes indicaba, reserve acciones para el momento en que el pesimismo sea extremo, y se hable de dudas sobre la supervivencia del propio sistema. Ese será el momento de comprar. Es probable que no sea capaz de alcanzar el suelo, pero las acciones subirán por encima de su precio de compra con una alta probabilidad.

 

 

Anuncios

Publicado 20 septiembre, 2013 por guseto1 en economia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: