Las similitudes gráficas con la Gran Depresión son preocupantes   Leave a comment

Carlos Montero –  Martes, 11 de Febrero

Les voy a enseñar dos gráficos que me mostró un antiguo compañero en una reunión de analistas este fin de semana.

El primero está realizado por Thomas DeMark, fundador de Demark Analytics. En él se compara la evolución actual del Dow Jones con la del periodo 1928-1930

No soy muy dado a este ejercicio comparativo, pero la verdad es que las similitudes son evidentes.

En el segundo gráfico, Doug Wakefield presidente de Best Minds Inc., establece una estructura técnica de megáfono para el Dow Jones de Industriales, de las que nos quedaría finalizar la última onda bajista. Esto les puede sonar a chino, pero lo que implica es que el mercado de valores estadounidense estaría cerca de iniciar un tramo bajista de enorme importancia.

Cuando vi estos dos gráficos, realmente preocupantes, comenté a mi amigo que no tenían sentido, que nada había en el horizonte que justificara una caída en bolsa del tamaño que sugieren. Mi antiguo compañero, con mucho criterio, me señaló que en principio estas similitudes gráficas son simplemente una casualidad, pero que realmente sí existen factores económicos que podrían hacer desestabilizar los mercados en esa magnitud, y me señaló dos:

– Burbuja inmobiliaria en China: Existe una burbuja financiera en activos como los bonos de alto rendimiento, o algunos mercados inmobiliarios como el chino.

El precio de la vivienda en China se ha triplicado en los últimos años, y el sector inmobiliario presenta ya cerca del 30% del PIB del país. El porcentaje de inversión destinada al sector inmobiliario se acerca a niveles que presentaban España e Irlanda antes del estallido de la crisis. Muchos consideran que la burbuja inmobiliaria china es actualmente la mayor del mundo, y algunos opinan que la mayor de la historia. Tiene potencial suficiente en caso de estallido, para desestabilizar los mercados a nivel mundial.

– Mercados de derivados: Warren Buffet, hace algunos años afirmó: “Los derivados son armas de destrucción masiva que conllevan peligros, latentes por ahora, pero potencialmente letales. Los derivados son bombas de tiempo, tanto para las partes que negocian con ellos, como para el sistema económico”.

Desde que Buffet emitió esa advertencia el mercado de derivados no ha hecho más que crecer, y representa ahora muchas veces el PIB mundial (no se puede saber con exactitud). Hace unos años el BIS, Bank of International Settlements, estimó que los derivados globales alcanzaron una cifra de 707 trillones de dólares, frente a un PIB mundial de 65 trillones de dólares. Los cuatro bancos mayores de EE.UU. acaparan el 95% total del mercado. El riesgo sistémico es enorme.

Mi antiguo colega simplemente esbozó dos hechos que tienen el potencial suficiente como para que las similitudes actuales con el escenario de la Gran Depresión vayan más allá. Yo personalmente no creo que eso suceda. Creo que simplemente es una inquietante curiosidad. Pero nada perdemos por estar atentos a si ambos gráficos siguen calcando su comportamiento.

Anuncios

Publicado 11 febrero, 2014 por guseto1 en economia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: